Nuestro Blog

¿Chocolate o cobertura?

Hace poco hubo todo un escándalo, que viene en realidad desde que los peruanos decidimos mirar por primera vez las etiquetas en los productos que consumimos diariamente y nos dimos cuenta que no eran exactamente lo que creíamos que era. La leche de vaca fue la primera en caer y le siguieron muchos básicos de la cocina. Hasta que le llegó el turno al dueño del corazón dulcero peruano: el chocolate. Marcas reconocidas fueron afectadas y nos sentimos totalmente estafados porque todos teníamos la idea que al gastar nuestro S/ 1.50 en nuestra bodega favorita nos llevábamos a la boca lo que todos conocemos como chocolate. Pero la realidad es muy distinta, pues con todo el alboroto nos dimos cuenta y nos informamos que en realidad si queríamos saborear un verdadero chocolate tendríamos que invertir entre 70 y 100 soles aproximadamente.

Después de este golpe al bolsillo, muchas personas comenzaron a preguntarse qué era lo que consumíamos regularmente y los medios nos ayudaron a especificar que, si bien no eran 100% chocolate, al menos tenían cierta cantidad.

Para empezar si una barra color marrón quiere llamarse chocolate tiene que tener sí o sí lo que se conoce como manteca de cacao y pasta de cacao. Deberá contener, referido al extracto seco, no menos del 35% de extracto seco total de cacao, del cual el 18%, por lo menos, será manteca de cacao y el 14%, por lo menos, extracto seco magro de cacao.

En caso del chocolate con leche, este deberá contener, en relación con el extracto seco, no menos del 25% de extracto seco de cacao y un mínimo de extracto seco de leche entre el 12% y el 14%. Otro clásico es el chocolate blanco, que deberá contener, en extracto seco, no menos del 20% de manteca de cacao y no menos del 14% de extracto seco de leche.

Si nos vamos a la respostería, nos encontraremos con la cobertura bitter, muy común y quizá la más usada en esta área. La verdad sobre esta cobertura es que no es chocolate y lo único relacionado que lleva es cacao en polvo, es decir, nada que ver con lo que vendría a ser el chocolate de cobertura que debería contener, en extracto seco, no menos del 35% de extracto seco total de cacao, del cual no menos del 31% será manteca de cacao y el 2,5%, por lo menos, extracto seco magro de cacao.

Pondremos como ejemplo el chocolate más popular: Sublime tiene 17% de maní, el resto es chocolate con leche (83% aproximadamente) al hacer el cálculo de contenido de extracto seco de cacao en esta porción se obtiene que Sublime tiene 27.8% de éste (manteca de cacao + masa de cacao). Se podría decir que sí cumple.

La moraleja de todo esto sería que debemos empezar a preocuparnos más por lo que consumimos, lo que le damos a nuestros hijos y demás familiares. No nos dejemos engañar, nosotros somos los únicos que podemos dar un paso al frente y exigir que nos vendan lo que realmente están ofreciendo.

Y si no lo sabías... #AhoraYaLoSabes
#BlogLaDulcella #FielesDulceros


Fuente: Codex Alimentarius
Fuente: Gestión